GLOBALG.A.P.

Contamos con Certificación GLOBALG.A.P. la norma mundial que asegura las Buenas Prácticas Agrícolas.

Para los productores de alimentos de hoy, existe un desafío constante para producir de manera responsable productos saludables, productos. Nuevas presiones de consumidores, distribuidores y de la legislación han creado nuevas demandas en los granjeros y productores. Hay una creciente solicitud para utilizar técnicas de producción que reduzcan el impacto del cultivo en el medio ambiente, para reducir el uso de químicos, y para hacer más eficiente el uso de los recursos naturales, y al mismo tiempo salvaguardar el bienestar tanto de los trabajadores como animales de granja. Ser capaz de mostrar compromiso con las buenas prácticas de agricultura, ha sido esencial para acceder a un mercado.

¿Qué es la Certificación GLOBALGAP? Globalgap es una norma que abarca todo el proceso de producción del producto certificado y todas las actividades agropecuarias subsiguientes, hasta el momento en que el producto es retirado de la explotación. Asimismo, define los elementos para unas buenas prácticas agrícolas (BPA).

GLOBALGAP es un conjunto de normas agrícolas reconocidas internacionalmente y dedicadas a las Buenas Prácticas de Agricultura (GAP).

A través de la certificación, los productores demuestran su adherencia a las Normas GLOBALGAP.

Para consumidores y distribuidores, el certificado GLOBALGAP es la tranquilidad de que los alimentos alcanzan niveles aceptables de seguridad y calidad, y han sido producidos sustentablemente, respetando la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores, el medio ambiente, y en consideración de los temas de bienestar animal. Sin dicha tranquilidad, se puede negar a los productores el acceso a los mercados.

El objetivo de Globalgap es establecer una norma única de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), aplicable a diferentes productos, capaz de abarcar la globalidad de la producción agrícola reduciendo los riesgos de dicha producción y aportando una herramienta para verificar objetivamente la mejor práctica de una manera sistemática y consistente.

Certificar el sistema de gestión alimentaria según los requisitos de este estándar reporta beneficios como:

  • Mejorar el sistema de la organización incrementando la seguridad de los productos elaborados.
  • Mostrar un fuerte compromiso con los clientes y consumidores mediante la producción y comercialización de alimentos seguros.
  • Manifestar responsabilidad para minimizar el impacto negativo en el medio ambiente preservando el entorno, la reducción del uso de pesticidas y la mejora de la utilización de los recursos naturales.
  • Incorporar todos los productos agrícolas en una sola auditoría, evitando así, múltiples auditorías con diferencias de criterios.